Keywords

El futuro de las palabras clave en el 2017

Uno de los errores más frecuentes de los profesionales del mundo SEO es realizar la misma investigación de palabras clave año tras año sin tener en cuenta las últimas innovaciones en el mundo del posicionamiento web. Y es que la llegada de las búsquedas por voz y el auge del RankBrain nos hablan de que es el momento de plantearse un nuevo enfoque en lo que a la investigación y optimización de palabras claves en los contenidos se refiere.

LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE NATURAL

En las búsquedas por voz,  que están creciendo enormemente en los últimos meses, el lenguaje natural resulta esencial, puesto que los usuarios no escriben de la misma manera en la que hablan y los expertos en SEO debemos adaptar nuestros contenidos si queremos llegar a los usuarios que emplean las búsquedas por voz.

Pero, las búsquedas en lenguaje natural representan potencialmente miles de variantes incluso de las consultas más simples. ¿Cómo podemos efectuar entonces una investigación de palabras claves precisa?

La recomendación es dejar de dirigir los contenidos hacia palabras clave y comenzar a dirigirlos hacia conceptos. A partir de este momento ya no tenemos que crear contenidos con una coincidencia exacta de las palabras clave, sino que respondan a una necesidad o una pregunta de los usuarios.

ADIÓS A LA SOBREOPTIMIZACIÓN DE PALABRAS CLAVES

Durante muchos años, los que nos dedicamos a redactar contenidos hemos tratado de cubrir las deficiencias de Google con una adecuada optimización de las palabras claves.

Por ejemplo, como Google no podía distinguir entre los singulares y  los plurales, poníamos la misma palabra clave en singular y en plural en diferentes partes del texto. De igual modo, las abreviaturas parecían estar prohibidas porque Google no iba a saber de qué estábamos hablando y quedaban relegadas a un segundo plano entre paréntesis. Lo mismo ocurría con los sinónimos, teníamos que elaborar contenidos completamente distintos para posicionar por cada una de las keywords dado que Google no entendía que eran sinónimos.

Sin embargo, todas estas prácticas son ya cosa del pasado. El nuevo Google especializado en búsquedas semánticas y que utiliza el RanKBrian es capaz de entender que el singular y el plural es lo mismo, sabe a qué hacen referencia cada una de las abreviaturas más comunes y hasta nos muestra en los resultados de búsquedas sinónimos de nuestra palabra clave.

Esto significa que estamos ante un cambio de paradigma, donde las tareas tradicionales de la optimización de textos con palabras claves van a evolucionar, dejando atrás todas estas dificultades y desarrollándose hacia un contenido de mayor calidad, dónde los sinónimos sean esenciales.

key

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES?

Como acabamos de afirmar hay miles de variantes de palabras claves con lenguaje natural, por lo que es difícil saber cómo actuar. ¿Escribimos un contenido por cada variante? ¿Utilizamos el mayor número de variantes en un contenido? Ninguna de estas dos opciones resulta efectiva.

La primera de ellas conlleva una enorme cantidad de trabajo y puede hacer que el contenido sea de muy baja calidad, ya que vamos a tener que repetir decenas de veces lo mismo sólo que con diferentes palabras claves, lo que nos puede  llevar a ser penalizados por Googleo, peor aún, por los usuarios que huirán de nuestra web rápidamente. La segunda tampoco parece ser muy idónea, al ofrecer un contenido sobreoptimizado y de baja calidad con el que nuestra audiencia tampoco se sentirá muy cómoda. ¿Entonces?

Hay una tercera vía: elegir palabras claves similares y tratar de agruparlas de una manera natural, pensando siempre en cómo le gustaría al usuario encontrar dicha información, es decir, en un concepto.

ESCRIBIR PARA LOS USUARIOS

Vamos a poner un ejemplo para que quede más claro. Una inmobiliaria quiere escribir un artículo sobre el alquiler en Barcelona, en la lista de palabras claves encontraremos variaciones interesantes como el precio de alquiler en Barcelona, precios de alquiler por zonas de Barcelona, coste medio de alquiler en Barcelona, pisos baratos para alquilar en Barcelona,  encontrar apartamentos baratos para alquilar en Barcelona, etc…  Entre los ejemplos que hemos visto se distinguen claramente dos conceptos: el precio del alquiler en Barcelona y pisos/apartamentos baratos para alquilar en Barcelona, por lo que tendríamos que efectuar un contenido para cada concepto en el que incluyamos las diferentes variantes, pero siempre pensando en el usuario.

Ponte en la piel de una persona que busca un piso barato para alquilar en Barcelona: ¿Cómo lo buscarías? ¿Qué lenguaje natural emplearías? ¿Qué datos te gustaría encontrar en el artículo? ¿Qué consejos te ayudarían más? ¿Qué dudas te plantearías?

Solo poniéndote en el lugar de otro y escribiendo un contenido con palabras claves pensadas por y para el usuario, lograrás destacar en el posicionamiento web.